Tag Archive for PRI

PRI: No pienso, y luego, existo

Vergonzosa, la unanimidad priísta sobre la reforma energética. La nueva divisa en el PRI: No pienso, y luego, existo, escribí en un tuit luego de ver en la televisión escenas de la reunión del consejo del instituto político sostenida el domingo pasado para dar apoyo mediático a su líder máximo en lo referente a la reforma energética propuesta. Vergonzosa y vergonzante, agregaría, al observar tantas caras que lamentaban no tener otra –aunque algunos tienen dos– para presentarla ante las cámaras.

Sí, qué penosa muestra de sometimiento, de subordinación, de sumisión, de servilismo, de abyección, a que están sujetos quienes prefieren la comodidad de la servidumbre recompensada a la lucha por la libertad de manifestación y de conciencia.

Leer más

PEMEX y el nuevo PRI

El PRI modificará, dicen sus líderes nominales, los “documentos básicos” del partido, para estar en condiciones de entregar Pemex y el sector petrolero –o lo que falta-, a la iniciativa privada nacional y extranjera. Esto desde luego, no dicho con tal claridad, sino disfrazado de argumentos falaces, como: “para modernizar al sector energético”, ir a la “pluralidad económica” y otras lindezas de igual talante, y evitar la expresión vergonzante de: “para adecuarlo a las instrucciones de la oligarquía mundial y nacional y a los compromisos adquiridos sin firma notarial”.

“Sin que deje de ser nuestro –el petróleo-, lo podemos aprovechar a cabalidad, de forma eficaz y rentable”. “Es absurdo y oneroso, que hoy estemos exportando petróleo crudo a Estados Unidos y compremos gasolina”-¿y las refinerías apá?-, dice el Presidente del PRI, casualmente también ex gobernador del Estado de México y casualmente también, “electo democráticamente”.

Leer más

La privatización del PRI

Estamos en la víspera de la consumación de un acontecimiento de la más lamentable notoriedad: la privatización del PRI.
El PRI, reúne a sus Consejeros, a quienes no pide consejo alguno sino los instruye para que voten, sin chistar, sin entrar a “discusiones estériles”, como las califica el Secretario de Gobernación, lo que se les proponga, independientemente de lo que esto sea, para satisfacer de la manera más vergonzosa, más humillante, más sumisa, más ignominiosa, el mandato que los administradores del país reciben de sus dueños: los organismos internacionales.