Archive for junio 2013

“LOS EMPEÑOS DE PEÑA Y LOS IMPACTOS DEL PACTO”

La vorágine de declaraciones de toda índole suscitada por las declaraciones del Presidente Peña Nieto en su visita al Grupo de los 8, con relación a la participación de la iniciativa privada en el sector energético, que la Constitución reserva en exclusiva al Estado, me llevó a escribir en un twitter: “Mexicanos, revisen los nombres de quienes apoyan la Reforma Energética de EPN. ¿Hay uno sólo que les inspire confianza? ¿Quién?”.

Frente a los múltiples nadie, ninguno, none, recibidos como respuesta, no aparece nombre alguno y eso que mi pregunta fue anterior al artículo del inefable ex Presidente del PAN, Germán Martínez, paradigma de la reacción y hoy corifeo del Presidente, que en su título pregunta: “Privatizar Pemex ¿por qué no?, en el que pide que ya se dejen de “modernizaciones”, ”fortalecimientos”, “ampliaciones de capacidad” u otros “eufemismos”  y se hable claro de lo que claro es: Privatizar.

Leer más

Un dedo en la llaga.

Finalmente, el Presidente de la República envió al Senado su propuesta para la designación de los cuatro Consejeros Profesionales que, de acuerdo con la nueva Ley de Petróleos Mexicanos, se incorporarán a su Consejo de Administración. La Comisión correspondiente de ese cuerpo legislativo entrevistó a los profesionales propuestos, para la aprobación prevista en la propia Ley.

 

De acuerdo con lo consignado en la prensa nacional, uno de los profesionales propuestos, el Dr. Rogelio Gasca,  “advirtió la necesidad de revisar el programa de Chicontepec,  ya que se corre el riesgo de producir petróleo caro y venderlo barato. PEMEX –agregó- tiene muchos proyectos más atractivos que Chicontepec, en aguas someras, con pozos maduros y deben ser evaluados a la luz de los riesgos y la crisis global”.

Leer más

“¡UN PEMEX COMO PETROBRAS!…, mejor un Presidente como Lula”

En marzo, escribí en “La Jornada” un artículo que titulé “Otra vez la burra al trigo… y los cuervos al petróleo”, a raíz de la propuesta de algunos Senadores del PAN, de “un decreto que modifique el artículo 28 de la Constitución, para dejar como área de exclusividad del Estado, en lo referente a la industria petrolera, sólo la exploración y la explotación de los hidrocarburos, lo que por otro lado, a través de los contratos incentivados recién anunciados piensan nulificar, sin necesidad de modificar la Constitución, sino dándole sólo una violadita”.

Me preguntaba, sobre esta reincidencia en la discusión que con amplitud nacional se dio en 2008, cuando el Presidente envió su propuesta, que fue esencialmente rechazada, de “Reforma Energética”: ¿Será esta nueva andanada contra la industria petrolera una de las monedas de cambio del Presidente Calderón, para que le quitaran de enfrente al Embajador Pascual? ¿Será la intención de cumplir compromisos anteriores con el Banco Mundial el Fondo Monetario Internacional y sus dueños? ¿Se trata de confirmar que este gobierno es como el anterior un gobierno para empresarios? o es simplemente asunto de negocios -¡Pemex is Pemex, but business is business!- que quieren cerrar antes de irse para cosechar  las utilidades. Lo más probable –escribí- es que todo sea un sólo paquete.

Leer más

“LA REFINERÍA BICENTENARIO… y lo que sigue”

Finalmente, después de “sudar congojas miles”, la Dirección General de Petróleos Mexicanos anunció que la “Refinería Bicentenario” –desde hace algunas fechas, todo se llama igual-, se construirá en Tula, Hidalgo.

La solución, que parece correcta, a pesar de un procedimiento público inexplicable en el que se puso a competir a dos Estados para la obtención de los terrenos y en el que aparentemente a manera de premio de consolación o de reintegro, al “Estado perdedor”

se le dedicarán algo más de 3 mil millones de dólares para reconvertir la Refinería de Salamanca, se da con un retraso importante que se suma a las décadas en que se abandonó la refinación en México.

Leer más

¿Qué sigue al 18 de marzo?

“Porque así lo quiere el pueblo de México, porque así lo manda nuestra Constitución, yo lo asumo plenamente…”. “La pregunta que hoy debemos plantearnos no es si nuestro petróleo seguirá siendo nuestro o no. Lo he dicho y lo reitero: el petróleo es y seguirá siendo de los mexicanos”. Con estas palabras pronunciadas a los cuatro vientos el pasado 18 de marzo, al celebrar los 70 años de la Expropiación Petrolera, acto fundamental y re fundacional de la independencia de México, el Presidente Calderón daba carpetazo, supuestamente, a las intenciones de su gobierno de buscar “alianzas estratégicas”, es decir, “contratos de riesgo” con empresas transnacionales que disponen de tecnología para perforación a grandes profundidades en el mar, para extraer “el tesoro que tenemos a más de tres mil metros de profundidad”, mediante el beneficio de llevarse una parte del mismo.

Leer más